América y ya...

Publicado por Sopitas en el diario Récord de México, el martes 06 de diciembre de 2005.

Nunca me he considerado americanista y mucho menos antiamericanista, sin embargo, el domingo pasado, al ver cómo caía el segundo gol de los Tigres en el Azteca, al igual que muchos mexicanos alrededor del país, me volqué con todo a apoyar a Batocletti y compañía.

Hacía mucho tiempo que el antiamericanismo no se respiraba en el ambiente como suceció el domingo; parecía que estaba jugando la Selección contra el América. El fútbol detuvo todo lo que podía suceder en nuestras vidas, la gente se concentraba en los televisores de los centros comerciales y todos al unísono gritamos el 4-1 como si se hubiera tratado del legendario cabezaso de Borgetti contra Italia.
Ni qué decir del tema de conversación en las oficinas el lunes; todos nos burlamos sin parar del pobre americanista que seguía sin saber cómo demonios se las arreglaron Kléber, Villa, Davino y demás para hacer posible el milagro felino.
Escuché cualquier teoría posible para justificar la eliminación azulcrema, desde el "maleficio" del superlíder, hasta la culpa del "talismán" que vimos acompañando a Emilio Azcárraga en su palco, y por supuesto, la responsabilidad de "La Rebelde" por la supuesta baja de juego de Paco Memo Ochoa; después de eso, puedo decir que este lunes ha sido uno de los días más divertidos que me ha regalado este 2005, hasta que en mis tres minutos de claridad mental me di cuenta que nadie estaba festejando el triunfo de los Tigres, si no la derrota del América.
Todos hablamos del fracaso azulcrema, del exceso de confianza, de las fallas de Kléber, de la ineptitud del "Piojo" López, de esa clara oportunidad que dejó escapar el mejor jugador de México, al enredarse de más con el balón y, por supuesto, de la pésima marca que se ejerció sobre los delanteros del equipo contrario durante todo el encuentro, pero ¿alguien (que no sea regio) se ha detenido a darle mérito a los Tigres?
Me duele decir esto, y creo que las siguientes líneas me harán más impopular que a Bejarano, pero los festejos, chistes y emociones experimentadas por el antiamericanismo en las últimas horas, son el reflejo fiel de que el América es el equipo más grande que tiene nuestro país en estos momentos. Alguien festejó así el fracaso de chivas, Cruz Azul o Pumas?
Mi más grande felicitación a Guillermo Cañedo, Mario Carrillo, Lapuente y Cuauhtémoc Blanco, pues su meta de regresar el americanismo (y por consecuencia el antiamericanismo) a las alturas de esos viejos tiempos ha sido alcanzada; nos guste o no, el América es hoy por hoy protagonista en la vida de cualquier aficionado al fútbol de este país.

Este texto me lo encontre en un espacio de msn... de una chava que ni conozco pero no sólo es americanista, escribe cosas muy chidas... y sólo me alegra una cosa... le voy al equipo más grande de México..si señor..el América

3 comentarios:

Daniel Esau Tadeo Duran dijo...

es la unica vez en mi vida en la que me diriji directamente al apartado de comentarios sin leer absolutamente nada ¬¬.... que flojera jerry, buscate una vida :P.

le doy un -10 a tu post :P

Jesús dijo...

jajajaja

El que es tarado, ni llevandolo a estudiar al Tec se le quita... Cambiese de Equipo!

DeadVax dijo...

Ódiame Más =)